Porque el cajero automático no le entregó el dinero, intentó abrirlo con un soplete

Héctor Miranda