Por robar los tubos de un corral al Cereso fue a dar

Héctor Miranda