Por “pura curiosidad” prendieron fuego a los matorrales

Héctor Miranda