Por no presentarse a firmar, devuelven a dama a su celda del Cereso

Héctor Miranda