Por incumplidos y violentos con la familia, al Cereso fueron a dar

Héctor Miranda