Por cobrar una deuda, a Empediatriz casi le sacan el ojo de una pedrada

Héctor Miranda