Murió al caer de una escalera en la construcción de “Bodega Aurrerá”

Gerardo García Segundo, instalador de lámparas en la citada negociación, dejó de existir al golpearse la cabeza contra el piso tras caer de una escalera después de recibir una descarga eléctrica

De manera casi instantánea dejó de existir Gerardo García Segundo en el interior de la construcción del negocio denominado “Bodega Aurrerá” en esta capital, luego de caer de una escalera al perder el equilibrio al recibir una descarga eléctrica mientras instalaba lámparas, dando fe ministerial posteriormente del deceso el Agente del Ministerio Público en turno.

Se resalta que García Segundo, de 31 años, originario de San Francisco El Alto, Temascalcingo, Estado de México, murió por traumatismo cráneo encefálico, según dictamen emitido por el Servicio Médico Forense -SEMEFO-.

Informes señalan que fue alrededor de las 02:50 horas aproximadamente de la madrugada de ayer, cuando personal de la comandancia contra homicidios de la Policía Ministerial del Estado, fuera alertado de la presencia de una persona sin vida en el interior de la construcción de la negociación denominada “Bodega Aurrerá” en el fraccionamiento Camino Real en esta ciudad.

Por ello, al lugar acudió el Agente del Ministerio Público en turno, y demás personal de la Procuraduría General de Justicia en el Estado -PGJE-, y quienes al llegar apreciaron el cadáver de Gerardo García Segundo en uno de los pasillos de la construcción, quien vestía playera de color azul con pantalón de mezclilla azul y tenis de color café.

Asimismo, a simple vista al hoy occiso se le observó en la palma de la mano derecha entre el dedo índice y el dedo pulgar, una mancha de color oscuro producida por quemadura, y a un metro aproximadamente del cuerpo, se localizó un pedazo de cinta adhesiva de color negro de la que se utilizan en trabajos de electricidad, y a dos metros aproximadamente se encontraba una escalera metálica de aproximadamente 4 metros de longitud.

Tras dar fe ministerial el representante social (MP), ordenó el levantamiento y traslado del cuerpo al anfiteatro de esta ciudad para la práctica de la necropsia de ley.

Por otra parte agentes ministeriales se entrevistaron con Juan Martín Hernández López, de 22 años, originario del Distrito Federal, de ocupación electricista, mismo que manifestó que al encontrarse con el hoy occiso colocando lámparas en la parte del pasillo del almacén, Gerardo García Segundo -occiso- se subió a una escalera metálica para alcanzar una caja de registro de corriente eléctrica, la cual se encuentra a una altura de 3.5 metros aproximadamente.

Añadiendo el entrevistado que al estar colocando cinta adhesiva a los cables, García Segundo, sufrió una descarga eléctrica quedando sujeto por algunos segundos a los cables hasta que él y otro trabajador de nombre Filiberto Hernández García, bajaron de inmediato el interruptor de corriente, para seguidamente caer y golpearse la cabeza el hoy occiso contra el piso.

¡Comparte!

* * *