Mientras platicaba con una amiga, Gabriel le desvalijaba el auto

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!