Mesereaba pero también le hacía al narcomenudeo

Héctor Miranda