Los agarraron robando un costal de cemento

Héctor Miranda