Los agarraron cargando caseta telefónica en un «diablito»

Héctor Miranda