Lo sorprendieron llevándose equipo de cómputo de una oficina

Héctor Miranda