Lo sorprendieron apoderándose de un rollo de malla ciclónica

Héctor Miranda