Lo proyectó una descarga eléctrica desde un segundo piso

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!