Lo noquearon con un vaso en cafetería del centro

Héctor Miranda