Lo noquearon de una pedrada cuando asaltaba una lavandería

Héctor Miranda