Lo agarraron haciéndose pasar como inspector fiscal en un antro

Héctor Miranda