Lo agarraron en casa ajena aspirando los vapores de un foco

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!