Lo acusan de quemar un auto y aterrorizar telefónicamente al propietario

Héctor Miranda