Preso por abigeo. Se apropió de una vaquilla y la remarcó con su nombre

Héctor Miranda