Llegó ebrio y quemó la casa

Héctor Miranda