Les cayó la ley cuando robaban fierro en SAPA

Héctor Miranda