Le pagó al albañil con un auto… que no era suyo

Héctor Miranda