Le dieron dinero para traer un carro de Tijuana y no lo volvieron a ver
Hernán Soto Gámez.
Hernán Soto Gámez.

Con tan sólo una llamada de Tijuana a La Paz, Hernán Soto Gámez convenció a un cándido ciudadano de que le depositara 138 mil 500 pesos, cantidad por la que le traería hasta las puertas de su casa en este tranquilo puerto, un flamante vehículo, tentador ofrecimiento, que el ahora huésped del Cereso paceño, nunca cumplió.

Y fue esta falta de seriedad de Soto Gámez, un enfermero de 32 años de edad, originario de Los Mochis, Sinaloa, con domicilio en la Colonia Camino Real, lo que motivó, una vez cumplido el plazo de la entrega del vehículo, a que el comprador del virtual automotor solicitara la intervención de la autoridad judicial para recuperar o su dinero o el bien adquirido.

Por esto, el Juez Segundo de Primera Instancia del Ramo Penal giró la respectiva orden de aprehensión en contra de Soto Gámez, por su presunta responsabilidad en el delito de fraude que ahora mantiene al enfermero sinaloense tras las rejas de una celda del penal porteño.

¡Comparte!

* * *