Invadieron un departamento y querían quedarse a vivir en él

Héctor Miranda