Estampó su auto contra una barda, pero se negó a pagar los daños

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!