Escribió un mensaje en su computadora y luego se ahorcó

Luego de redactar un mensaje en su computadora disculpándose con sus familiares, Jonathan Amézquita Bustos, decidió privarse de la vida ahorcándose con un cinto y un cable eléctrico de una trabe armada de cemento con varilla, cuyos hechos se registraron en un domicilio situado en las calles Mandarina e/ Mango y Guayaba en la colonia Indeco en esta capital, reportó la Procuraduría General de Justicia en el Estado -PGJE-.

De acuerdo a los resultados de la necropsia de ley, Amézquita Bustos, de 21 años, originario de esta ciudad, de ocupación estudiante, dejó de existir por asfixia por ahorcamiento, según dictamen emitido por el Servicio Médico Forense -SEMEFO-.

Se establece que fue durante las 17:00 horas aproximadamente del pasado día 4 del mes en curso, cuando personal de la comandancia contra homicidios de la Policía Ministerial del Estado, fuera alertado de la presencia de una persona sin vida en un domicilio situado en las calles Mandarina e/ Mango y Guayaba en la colonia Indeco en esta ciudad.

Ante ello, al lugar se trasladó el Agente del Ministerio Público en turno, y demás personal de la Procuraduría General de Justicia en el Estado -PGJE-, quienes al llegar apreciaron el cadáver de Jonathan Amézquita Bustos en el interior de un domicilio y sobre el pasillo principal de aproximadamente 10 metros de largo por 80 centímetros de ancho, al pie de unas escaleras cubierto con una sábana de color gris.

Resaltándose que el hoy occiso estaba en posición de decúbito dorsal, vestía camiseta de color gris con pantalón de color café, y a simple vista se le observaba en el cuello parte superior marcas de presión.

Tras dar fe ministerial del deceso el representante social (MP), ordenó el levantamiento y traslado del cuerpo al anfiteatro para la práctica de la necropsia de ley.

Por otra parte agentes ministeriales se entrevistaron en el lugar con Jesús Alberto Amézquita Bustos, de 28 años,  quien dijo ser hermano del hoy occiso, agregando que minutos antes al llegar a su domicilio, encontró a su hermano suspendido del cuello con un cinto y un cable de corriente eléctrica amarrados a una trabe de cemento con varillas, optando él por bajarlo de inmediato y quitarle el cinto del cuello, pidiendo auxilio a las autoridades correspondientes.

Agregando el entrevistado que su hermano había dejado un mensaje en la computadora de su cuarto que textualmente decía:»Perdón por hacerlo, ustedes no tienen la culpa, los amo familia y Poly».

¡Comparte!

* * *