Enseñaba oaxaqueño sus miserias a una niña

Héctor Miranda