En un montículo de tierra terminó la fuga de ladrón de autos

Héctor Miranda