En estado de ebriedad, hermanos canadienses se pusieron de acuerdo a golpes

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!