El Quico debía una vida en Mexicali, lo agarraron en Los Cabos

Héctor Miranda