Dio cristalazo para robarse un autoestéreo

Héctor Miranda