Después de perpetrar el asalto, se les descompuso el auto en el que huían

Héctor Miranda