Dejan arraigo e ingresan al Cereso los secuestradores del empresario cabeño

Héctor Miranda