Damita vendió su casa y luego no quiso salirse

Héctor Miranda