Cuando preparaba sus alimentos, una flama le encendió la ropa

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!