Continúa capacitándose el personal de la PGJE en técnicas de investigación
Siguiendo una metodología en la  investigación se puede demostrar científicamente que el probable responsable merece una condena.
Siguiendo una metodología en la investigación se puede demostrar científicamente que el probable responsable merece una condena.

La importancia básica de la protección de la escena del crimen radica en encontrar todos los indicios y evidencias posibles para identificar al sujeto que es responsable del hecho ocurrido, esta preservación del lugar de los hechos es un factor fundamental en la resolución de los delitos, porque así se demuestra al juez que las pruebas físicas halladas en el lugar de los hechos corresponden al sujeto imputado.

Así lo manifestó el Químico Biólogo Mario Alberto Camalich Rosas, director de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado quien abundó que siguiendo una metodología en la  investigación se puede demostrar científicamente que el probable responsable merece una condena.

Afirmó que en el primer semestre de esta administración a través del Instituto Interdisciplinario de Ciencias Penales y en coordinación  con la Academia Regional de Seguridad Pública del Noroeste se han brindado dos cursos a personal operativo de la Procuraduría de Justicia como son elementos de la Policía Ministerial, peritos y agentes del Ministerio Público en La Paz.

Asimismo, aseveró que a partir del próximo día 21 y hasta el 9 de diciembre, personal de la Subprocuraduría Regional Zona Norte y su homóloga en el sur recibirán este curso, con lo que quedará la totalidad del estado de fuerza operativo de la PGJE  con la actualización de conocimientos en las técnicas de investigación y preservación de la escena del Crimen.

El director de Servicios Periciales sostuvo que por falta de conocimiento se altera los lugares de los hechos y que en la tarea  de preservar la escena del crimen también tiene una parte activa la sociedad. No obstante,  quien tiene la responsabilidad de proteger esta escena para preservarla, evitar el ingreso de personas no autorizadas, proteger las señales, trazos, manchas, huellas, indicios y evidencias del efecto modificar y o destructor de los agentes atmosféricos, es la primera corporación Policíaca que llegue al escenario del crimen,  a fin de que no sean borrados los vestigios y huellas del delito.

Verificada la existencia del lugar de los hechos o la escena del crimen, corresponde inmediatamente al Ministerio Público disponer su preservación para garantizar la intangibilidad de los elementos, rastros o indicios que puedan existir y para evitar cualquier pérdida, alteración o contaminación. Pues una inadecuada protección de la escena del crimen,  trae consecuencias que se recojan pruebas físicas inadecuadas; que redundará la contaminación, la pérdida, o el desplazamiento innecesario de artículos que constituyen pruebas físicas, y es probable que cada uno de éstos hechos rindan inútiles pruebas, trayendo como consecuencia muchas veces que inocentes estén en la cárcel y muchos asesinos estén libres,  por muchas razones como pueden ser, por falta de investigadores idóneos,  demasiados agentes presentes contaminan la escena y las evidencias, protección inadecuada de la escena del crimen, falta de organización y de comunicación antes de ingresar a la escena del crimen, levantar o tocar las evidencias, entre otras causas.

Mario Alberto Camalich Rosas, director de Servicios Periciales en la Procuraduría General de Justicia del Estado agregó que de acuerdo al ARTÍCULO 187.- del Código Penal Vigente en el estado que a la letra dice: Al servidor público del Estado o del Municipio que dolosamente altere, modifique, destruya, cambie, transforme o mueva de cualquier manera, los vestigios, objetos, huellas, rostros, señales, fragmentos, instrumentos o cadáveres, producto de la comisión de un delito, que se encuentren en el lugar en que éste se hubiese perpetrado, se le aplicará de dos a seis años de prisión, multa hasta de doscientos días de salario, destitución e inhabilitación hasta por cinco años. Cuando la alteración se produzca en forma culposa, la pena será de seis meses a dos años de prisión y multa de hasta cincuenta días de salario.

Por lo anterior los elementos de la Procuraduría deben apegarse a esta disposición legal y deberá cumplir cada fase del Protocolo de Preservación de la Escena del Delito lo cual es de carácter obligatorio en todas las llamadas en las que se alerte la presunción de un hecho delictivo.

¡Comparte!

* * *