Con pistola fajada al cinto recibieron a golpes a los ministeriales

Héctor Miranda