Con golpes y patadas mantuvo El Chetos a raya a los ministeriales

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!