Con golpes, pedradas e insultos recibió el Monchis a los ministeriales

Héctor Miranda