Con filosas tijeras quiso Gumaro matar a su esposa e hijo

Héctor Miranda