Casi pierde el ojo en riña callejera

Héctor Miranda