Cargados de cobre y aluminio, sorprendieron al Leo y al Chuki

Héctor Miranda