Cárcel a quienes hagan llamadas de falsa alarma

Hilda Martínez Guerra 

Al estar atendiendo este tipo de llamados pudiera estarse generando otro siniestro que sí amerita la presencia de estos cuerpos, además de representar gastos de en equipo y de otro tipo.
Al estar atendiendo este tipo de llamados pudiera estarse generando otro siniestro que sí amerita la presencia de estos cuerpos, además de representar gastos de en equipo y de otro tipo.

Debido a que, tan sólo en lo que va del año, se han registrado más de 20 mil llamadas de falsa alarma, lo que ha provocado movilización de cuerpos de emergencia y rescate en balde, el Congreso del Estado está buscando tipificar como delito grave esta situación, reveló el diputado Ernesto Ibarra Montoya,  presidente de la Comisión de Vigilancia del Órgano de Fiscalización y de Asuntos Pesqueros. 

Entrevistado respecto al tema, el legislador local afirmó que el Congreso está subiendo ya la ley que castigue con uno a seis años de prisión a quienes sean considerados culpables de haber realizado una llamada anónima falsa, es decir, que hayan movilizado sin motivo a los diferentes cuerpos que prestan servicios de emergencia y rescate.

Recordó que, hace poco tiempo, se registró una llamada seria sobre la amenaza de bomba en una institución educativa y otra en un edificio de gobierno, lo que representó serias pérdidas para quienes tuvieron que realizar evacuaciones, movilizaciones, revisiones y una serie de acciones por una llamada de broma.

Ante esa situación, dijo que será necesario imponer un castigo ejemplar a quien realiza ese tipo de llamadas, pues no mide el daño colateral que esto puede provocar.

Al estar atendiendo este tipo de llamados pudiera estarse generando otro siniestro que sí amerita la presencia de estos cuerpos, además de representar gastos de en equipo y de otro tipo.

Ibarra Montoya precisó que ya se han dado casos de pérdidas humanas por este tipo de bromas y que es necesario que de una vez por todas se acaben, ya que no se imaginan que con ese actuar hay miles de afectados, por lo que, quienes realizan esas llamadas, requieren un castigo ejemplar.

Por lo anterior, el Congreso del Estado está considerando la gravedad del asunto y ya está subiendo una ley que imponga de uno a seis años de cárcel a quien realice esa actividad.

¡Comparte!

* * *