Caminaba con pistola fajada al cinto cuando se topó con los municipales

Héctor Miranda