Apedreó a un poli porque no lo dejó orinar en la calle

Héctor Miranda