Al calor de las copas, se divertían ponchando llantas

Héctor Miranda