Admiten apelación de policías acusados de homicidio
Jorge Alberto Navarro.
Jorge Alberto Navarro.

Derivado del recurso de apelación interpuesto por los representantes legales de los 3 policías municipales sentenciados por homicidio preterintencional, por el Agente del Ministerio Público, contra la sentencia dictada en el proceso 249/09, Héctor Homero Bautista Osuna, Magistrado de la Segunda Sala Unitaria en Materia Penal, ordenó la apertura del toca penal 356/2010, admitiendo la apelación.

Asimismo, se señalaron las 09:30 horas del próximo día 31 de agosto del año en curso, para que tenga verificativo la audiencia de vista, en la cual, los apelantes expondrán los argumentos que en vía de agravios consideran fundamentales para que se revoque la sentencia dictada por la Juez III Penal, Lic. Rosalía Cota Domínguez.

Se resalta que en la expresión de agravios los defensores invocarán la falta de elementos de prueba que establezcan la responsabilidad penal de los procesados, pues afirman que la juez ignoró en su sentencia, todas las evidencias, principalmente las periciales forenses, que en forma coincidente, tanto peritos de la Procuraduría como los peritos de la defensa, establecieron el hecho de que el occiso falleció por falta de atención médica oportuna, y que ninguna de las lesiones que presentó, por sí mismas, eran mortales, ya que de haber sido internado a un centro hospitalario, en lugar de ser ingresado a una celda administrativa, no se hubiera suscitado el deceso.

Por su parte, el Agente del Ministerio Público, apeló por considerar que la penalidad de 6 años impuesta a Jesús Ernesto Arreola Contreras y Jorge Alberto Navarro, es muy baja, y que en su opinión, la juez debió imponerles 15 años, tal y como lo hizo en el caso de Jesús Francisco Romero Contreras.

Agregándose que el Magistrado cuenta con 30 días para emitir su resolución, en la cual, analizando los agravios que expresen las partes, y las constancias del expediente, determinará si se confirma y/o se modifica la sentencia impugnada.

Como se ha informado en este medio entre elementos adscritos a la Policía Municipal, existe un gran descontento y malestar por la sentencia impuesta a sus compañeros, pues la consideran injusta, ya que para la mayoría de los uniformados del cuerpo policiaco municipal, sus compañeros son meros «chivos expiatorios», que fueron sacrificados para calmar el reclamo popular que suscitó la muerte de un detenido en la celda administrativa de Camino Real, ya que los verdaderos culpables son protegidos, entonces se está negando la justicia y se quebranta el estado de derecho y la tranquilidad social.

Tanto la familia de los procesados como sus compañeros de trabajo, analizan la necesidad de realizar otros plantones y diversas manifestaciones, para dejar en claro que no puede condenarse a los uniformados cuando son inocentes, únicamente porque al parecer de las autoridades judiciales resulta políticamente «conveniente».

«Cuando portamos el uniforme, aceptamos el riesgo de perder la vida en el cumplimiento del deber, -afirman los policías,- pero no podemos permitir que nos priven de la libertad injustamente, sólo porque así conviene a los intereses políticos de un grupo determinado», refirieron agentes municipales.

Agregando:»Insistiremos en todos los medios, por la liberación de nuestros compañeros, ya que son inocentes».

¡Comparte!

* * *