A sangre y fuego, impidió que ingresaran a la fuerza a su vivienda

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!