A sangre y fuego, impidió que ingresaran a la fuerza a su vivienda

Héctor Miranda