A punta de navaja, despojó a una dama de sus pertenencias

Héctor Miranda